domingo, 10 de diciembre de 2017

INTENTO DE ANALISIS DEL PANORAMA ELECTORAL EN CATALUÑA II


Cada día estoy más convencido de la necesidad que tenemos los catalanes que Miquel Iceta sea el próximo presidente de la Generalitat de Cataluña, por cuanto entiendo que es el único con capacidad demostrada de pactar con unos y otros y recoser la profunda fractura que el independentismo ha procurado en nuestra sociedad. Para volver a ser un solo pueblo y superar la división, no se puede conseguir desde la aplastante victoria de uno de los bandos nacionalistas enfrentados, pues el resentimiento que queda en el bando perdedor, tarda más o menos, pero siempre acaba aflorando de nuevo.

 

Solo la posición del PSC, no nacionalista por concepto ideológico, y con una propuesta federalista, es la única fuerza capaz de conjuntar voluntades hasta hoy enfrentadas, en pro de conseguir un objetivo, que no es el perseguido ni por unos ni por otros, si no el que puede satisfacer una buena parte de las aspiraciones de los bandos que se han enfrentado, conduciéndonos al desastre.

 

C's por mucho que sus líderes quieran decir lo contrario, se encuentra claramente situado en el bando nacionalista español, su condición ideológica neoliberal, lo coloca claramente en esta posición y por ello, un gobierno presidido por ellos, lejos de representar el fin del conflicto nos llevaría a una perpetuación del mismo, aunque en un principio quedara latente. También en sus discursos  donde proponen claramente una regresión del estado autonómico, devolviendo competencias como la educación al estado, se le nota la afinidad con un Partido Popular, que en sus orígenes no votó a favor de la Constitución, precisamente por esta cuestión.

 

Sin embargo el PSC, dada su condición ideológica de socialdemócrata, internacionalista, es quien ha sabido mantener, siempre una posición no beligerante, ni en uno ni el otro bando y aunque hoy, los del bando independentista, le quieran situar en el que llaman bloque del 155, no es nada cierto, pues de todos es sabido que nada le une con el PP y C's, ni ideológicamente ni tan solo de estrategias, aparte del respeto por la Constitución Española, marco fuera del cual consideran no se puede hablar de democracia.

 

Miquel Iceta ha manifestado en innumerables ocasiones su desagrado por la aplicación del famoso 155, y que lo consideró el mal menor, ante la actitud. totalmente irracional de Puigdemont que optó por echarse al monte, y en lugar de convocar unas elecciones, proclamó una independencia nunca implementada por imposible, que ha desencadenado que nos encontremos en la desastrosa situación actual; por otra parte, aunque se intente ocultar, Miquel Iceta y Pedro Sánchez, influyeron en Rajoy, condicionándole, a acotar en el tiempo la aplicación del mencionado artículo, de forma que una vez esté investido un nuevo gobierno, en la Generalitat deja de estar en vigor.

 

La formación Catalunya en Comú Podem, que lideran Xavi Domenech, y la alcaldesa de Barcelona Ada Colau, que representa al tocado Podemos en Cataluña, después que su ex líder Dante Fachin se pasara, con todos sus bártulos al independentismo, siguen con la ambigua posición de contentar a unos y otros, con el tema del referéndum legal y acordado, donde ellos defenderían el no en el caso que se planteara la independencia. De hecho es la misma posición que mantuvo el PSC, cuando Pere Navarro era Primer Secretario, para evitar se le marchara el sector más soberanista, que mantenía en sus filas y que le procuró los peores desastres electorales de toda su historia; esta posición ambigua, llevó a esta formación a romper el pacto de gobierno que mantenía en el ayuntamiento de Barcelona con el PSC, por las presiones de ERC y PDECAT, dando la impresión que se decantan por la posición independentista y que en el caso que el 22 de Diciembre, los Comuns, puedan decantar la balanza hacia este sector lo harán sin lugar a dudas.

 

Finalmente nos queda el Partido Popular, que de hace tiempo abandonó cualquier esperanza de sacar buenos resultados en Cataluña y se dedica a mantener y avivar el enfrentamiento entre catalanes y españoles, pues está convencido que le proporciona buenos réditos electorales en el resto de España. Su candidato en inefable Xavier García Albiol, se encuentra como pez en el agua, pues nadie le va a discutir sus resultados por malos que sean,  con discursos belicistas e incendiarios donde no falta el penoso “A por ellos”.

 

Visto el panorama al completo entre el artículo de la pasada semana y este, debemos admitir que según como sea el resultado, el asunto lejos de arreglarse se puede complicar muchísimo más. Peró esto es el argumento de mi próximo artículo la semana que viene.

lunes, 4 de diciembre de 2017

INTENTO DE ÁNALISIS DEL PANORAMA ELECTORAL EN CATALUÑA


 
A pocas horas del inicio de la campaña electoral del 21D en Cataluña, parece un buen momento para ver donde se encuentra cada uno y prepararse para la oleada de mensaje con más o menos sinceridad nos va a anegar en los próximos días y de esta forma intentar mantener la cabeza bien clara para que acertemos, a la hora de escoger la papeleta y depositarla en la urna; porqué una cosa si es cierta, que en estas elecciones, los catalanes en primer lugar y el resto de los españoles a continuación, nos jugamos un futuro de paz y progreso y el porvenir de nuestro hijos y nietos.

Aunque yo no soy partidario de considerar estas elecciones, como un nuevo plebiscito sobre el mono tema, como pretenden sean las formaciones adscritas al independentismo, PDECAT, ERC y CUP debo referirme a ello, por cuanto estas tres formaciones tienen unos puntos en común en sus discursos, con matices , esto sí, particulares a cada uno de ellos. Los puntos en cuestión hacen referencia a la Consolidación de la República Catalana, a la obtención de un soporte mayor al que hasta hoy han tenido a la independencia de Cataluña,  y en el caso del PDECAT y ERC, que no en la CUP, abrir una puerta al diálogo con el estado, previa la anulación de las causa judiciales, que afectan a los concellers del cesado govern, y a los dos presidentes de ANC y Omnium Cultural y en donde ellos ofrecerían suspender el llamado procès por un tiempo indeterminado, hasta que otras circunstancias les permitieran alcanzar el objetivo de la secesión de Cataluña de España. Los radicales de la CUP, consecuentes con lo que han venido diciendo y haciendo estos últimos meses su propuesta es seguir con la matraca, contra viento y marea, sin descartar el uso de la fuerza para defender sus postulados. Díganme Vds. si han oído o leído, en algún discurso de las tres formaciones mencionadas, realizado en estas últimas semana que se refiera, a las cuestiones sociales, por ejemplo, o  de las prioridades de gobierno si exceptuamos la independencia; nada de nada su obsesión sigue siendo la misma y no ven más allá de su nariz, por lo que de ganar con una mayoría suficiente, estas formaciones el panorama de futuro no es precisamente muy halagüeño.

Por lo que respecta a las estrategias de unos y otros debo decir, que la CUP, parce va a seguir con las mismas, de pintadas a los partidos que ellos consideran españolistas, escraches y manifestaciones contra todo lo que no esté de acuerdo con su forma de pensar. Los del PDECAT, llamados Junts per Catalunya, y cuyo candidato principal se encuentra huido en Bélgica y a disposición de la justicia de aquel país, han previsto usar la alta tecnología, sin descarta la holografía para hacer presente a su candidato en los mítines que tienen previsto realizar diariamente en diversas localidades. Tampoco se descarta, que en función de cómo vayan los sondeos, que Puigdemont regrese a España en plena campaña y aunque ello comportaría su detención inmediata, la dirección de campaña, piensa puede ser un buen revulsivo que anime de nuevo a sus votantes.

Por lo que respecta a ERC, y vista la decisión del juez de mantener en prisión incondicional a Oriol Junqueras facilita opción de ERC por la victimización, como fórmula de movilizar electores y de mantener a Marta Rovira, como estrella en la calle aunque su poca talla política, como pudimos ver ayer en su debate con Arrimadas de Ciudadanos y su afición a mantener el engaño del sueño imposible les pueda costar un serio disgusto. Aunque también podemos pensar que sea la justificación a una posible debacle electoral de la formación republicana.

Como he dicho antes, de momento ni PDECAT ni ERC, han dicho nada de cómo piensan enfocar la próxima legislatura en caso de ganar las elecciones, en particular si como es de esperar, los hoy encarcelados concellers y presidentes de las entidades, acatan la aplicación del 155 y renuncian a la via unilateral, para obtener la independencia. Los ciudadanos creo tenemos derecho a saber si en el caso de ganar ellos las elecciones y de nuevo formar un gobierno de signo independentista, que es lo que nos espera, mientras buscan otras vías fuera de la unilateral para conseguir su objetivo, porqué el país no puede estar más tiempo parado y la recuperación económica ya es imprescindible para que los trabajadores y trabajadoras de este país, que hemos pagado la crisis con creces necesitamos urgentemente salir a flote, por lo que les pido, se dejen de sueños imposibles y expliquen con detalle su programa, para que podamos juzgar si nos merece la pena seguirles apoyando.

A mí personalmente se me hace muy cuesta arriba, apoyar unas listas con gente pendientes de decisiones judiciales, algunos en Bélgica y España, que hasta hoy no me han dicho nada de lo que piensan hacer y que la experiencia anterior ha sido más bien nefasta.

Dejo este artículo aquí y en el que publicaré el próximo lunes día 11, continuaré con las demás formaciones que se presentan a estos comicios algunas integradas en el llamado bloque constitucionalista.

lunes, 27 de noviembre de 2017

21D SOLUCIÓN O COMPLICACIÓN


 
Todos aquellos que en Cataluña, seguimos conservando una cierta capacidad de discernimiento, convenimos que unas elecciones autonómicas anticipadas, son la más razonable y democrática de las soluciones; sin embargo a medida que se acerca el día y viendo las manifestaciones de las formaciones que se presentan, uno empieza a dudar, según como sea el resultado, de si en lugar de solucionarlo lo vamos a complicar extraordinariamente.

Oyendo a los expertos economistas estos días, anuncian catástrofes bíblicas en el caso que el independentismo consiga de nuevo el gobierno de la Generalitat, y tampoco anuncian ningún buen augurio a corto plazo, en el caso que los partidos llamados constitucionalistas, dominen en el gobierno autonómico, hasta que se vuelva a recuperar la buena imagen de Cataluña, en el mundo de los negocios y el turismo, imagen que la inestabilidad, provocada, por los atentados terribles del mes de Agosto y la deriva sin rumbo del desafío independentista han echado por los suelos.

No dudo de ninguna manera de la capacidad de la sociedad catalana de recuperar lo perdido, a lo largo de la historia se ha demostrado en multitud de ocasiones, sin embargo  ello no es óbice, que la presente generación deba sufrir un tremendo período de penurias, pues también nos dice la historia que todos los errores se pagan y el que hemos cometido como sociedad, confiando en unos que nos han engañado vilmente, haciéndonos creer en un cuento de hadas ha sido de los más mayúsculos.

Dicho esto, y volviendo al tema que nos ocupa, al oír los discursos de pre campaña electoral de ERC, PDECAT  y CUP, donde salvo pequeños matices, ninguno de ellos renuncia a su objetivo principal de obtener la independencia para Cataluña, se me ocurre que en caso de obtener de nuevo la victoria, en lugar de ocuparse de volver al país a la senda del progreso, sigan enfrascados en el mono tema y se olviden de las necesidades básicas de los ciudadanos, de la educación, del empleo, de las pensiones dignas, de la sanidad, de….., tal y como ha sucedido en estos últimos tiempos del Gobierno Puigdemont / Junqueras, donde el progreso se ha detenido por completo en Cataluña.

Por otro lado, si la victoria de decanta del lado del nacionalismo español, que representan Ciudadanos y el Partido Popular, partidos nada favorables a un sistema descentralizado como es el estado autonómico o lo que en realidad debería ser, un estado federal, lo más probable es que vayamos a una regresión al centralismo, como se puede deducir del discurso de Ciudadanos, cuando ya está pidiendo un regreso de competencias en manos de las autonomías, al estado como es  el tema de la educación. Un peligro que puede acrecentarse en caso que su victoria fuera amplia, y la derrota de los demás escandalosa, pues les daría argumentos suficientes para promover una recentralización del estado, desvirtuando un estado autonómico, con el erróneo argumento que la sociedad catalana no lo admite.

Finalmente en la parte central y digamos  de la moderación se encuentran dos partidos de izquierda, el PSC y EN COMÜ PODEM, aunque este último en una afán  de desmarcarse del primero, en algunos momentos hace arrumacos con los independentistas, en particular con ERC, con el indefinido tema de un referéndum legal y acordado; situación no muy bien entendida en la formación madre Podemos, donde desde Iñigo Errejon hasta Carolina Bescansa, se han manifestado en contra de esta posición, por cuanto se ha dejado muy clara la posición No independentista, de la formación PODEMOS, y ven en el acercamiento al PSOE, la posibilidad real de cambio en el gobierno de España, cuestión que abriría la puerta a la solución definitiva, en base al federalismo, al tema territorial en España. El PSC, apoyado al 100% por el PSOE, presenta como ya hemos dicho, una propuesta en base al tema federal, cuestión que además no debe solucionarse bilateralmente entre Cataluña y el Estado Español, si no con el concurso de todas las fuerzas políticas con representación parlamentaria, redactando una ponencia de reforma constitucional; sin embargo, conscientes de la gravedad de la situación, el PSC, se presenta a estos comicios, con un programa electoral en donde la cuestión territorial es solamente una parte, de un extenso programa de gobierno para sacar a Cataluña de la crisis, creando las condiciones para recuperar la confianza que permita el retorno de las empresas que se han ido, y nueva inversiones de capital productivo, que vuelva a crear puestos de trabajo y un PIB, que permita una financiación adecuada de los servicios públicos.

Por todo lo dicho, debemos entender que nos jugamos mucho los catalanes el próximo 21 de diciembre, pues si la victoria es de los nacionalistas, tanto catalanes como españoles, no solo no habremos arreglado nada si no que lo empeoraremos, pues tanto unos como otros, van a seguir en el mismo toma y daca que nos ha llevado al desastre.

lunes, 20 de noviembre de 2017

PODEMOS Y ADA COLAU, ¿UNA ALIANZA PERDURABLE?


 
La Sra. Ada Colau, líder del partido Cataluña en Comú y alcaldesa de Barcelona, ha decidido, después de una consulta a las bases en la que han participado un 40% de los inscritos, y en la que por una diferencia de tan solo 300 votos, ha decidido romper el acuerdo de gobierno que mantenía con el PSC, en el ayuntamiento de la capital de Cataluña, desde hacía año y medio y que estaba procurando una más que excelente gestión en este ayuntamiento, alejándolo de la inestabilidad y la convulsión que estos últimos meses se vive en Cataluña.

Es de todos sabido que la Sra. Colau ha hecho de la ambigüedad bandera, hasta el punto que a pesar de no haberse definido nunca como independentista, sus constantes flirteos con ERC y PDECAT, y su asistencia a las manifestaciones independentistas en Barcelona, invitan a la mayoría a interpretar el rompimiento del mencionado pacto, como un haberse quitado la careta y haber optado claramente por el radicalismo nacionalista catalán.

Con todo, lo más importante a mi entender de este rompimiento, es que se ha llevado por delante un puente unión entre dos partidos de la izquierda catalana que muy difícilmente se podrá reconstruir. También creo que la Sra. Colau, no ha analizado correctamente la realidad de su formación, hoy denominada Cataluña en Comú, pero que se presentó a las elecciones con el nombre de Guanyem Barcelona en Comú, donde su principal aliado Podemos, representó el principal valor a la hora en que los electores fueron a votar. En la Municipales del 2015, estuve de interventor en dos o tres colegios electorales, y me sorprendió, que la inmensa mayoría de los que pedían información, generalmente gente mayor, no preguntaban por la papeleta de Guanyem, si no por la papeleta de Podemos.

Hoy entre los socios de Ada Colau, concretamente por parte de Iniciativa, ya se empiezan a mostrar las discrepancias por la rotura del pacto y estoy más que seguro, que a Pablo Iglesias, la cuestión no le ha sido muy de su agrado, por cuanto de los dos únicos puentes que mantenían con el Partido Socialista, los ayuntamientos de Barcelona y Madrid uno ya lo ha roto su socia Ada Colau, dejándole en la precariedad más absoluta, por cuanto a la mínima, se queda sin puente alguno.

Ciertamente, analizada fríamente, la situación de PODEMOS, ya no es lo boyante que era, hace tan solo dos años, hoy y mucho menos en Barcelona, donde la gestión municipal, en manos de Guanyem, no brilla precisamente por su efectividad, sino todo lo contrario, dándose el caso de la ciudad de Badalona, Donde Guanyem es socio de la CUP, en algunos ambientes se considera que la actuación de la actual alcaldesa de Guanyem, Maria Dolors Sabater Puig con el soporte de ERC ICV y la CUP, está haciendo buena la gestión del anterior alcalde del Partido Popular Xavier Garcia Albiol.

Las encuestas predicen una tendencia a la baja bastante acusada del Partido que lidera Pablo Iglesias, cuestión que el próximo 21 de diciembre va a tener su confirmación o no en las autonómicas catalanas, en particular por la indefinición que este partido mantiene con el tema independentista, cuestión en que la Sra. Colau, como ya hemos dicho, ha hecho bandera con el ambiguo discurso que la ha caracterizado estos dos últimos años, aunque en estos últimos tiempos y quizás para apartarse de la clarísima posición que el PSC ha adoptado en este tema, al lado de la Constitución y el Estatuto de Autonomía, parece haberse decantado a mirar con buenos ojos, al independentismo.

Algunas voces desde el interior de PODEMOS y aunque se haya pretendido acallar desde la dirección de este partido, han trascendido, Como las de Iñigo Errejón y Carolina Bescansa señalando la equivocación de la connivencia con el independentismo, que le hace retroceder electoralmente en toda España, donde no se entiende la posición de pedir un referéndum pactado con el estado, donde se haría campaña por el no a la independencia de Cataluña; pecado en el ya cayó el socialismo del PSC, en tiempos de Pere Navarro, (el anterior secretario general, antes de Miquel Iceta), y que le llevó a un retroceso electoral sin precedentes en la propia Cataluña.

El tema del referéndum, ha partido en dos a la sociedad Catalana, y más por cuanto las formaciones políticas afines al independentismo han apelado más al sentimiento que a la racionalidad, situando el país en una encrucijada de la que le va a ser muy difícil salir, y donde la indefinición y las posiciones ambiguas, no hacen más que profundizar un abismo ya casi insalvable; y ante esta premisa, yo me pregunto: ¿Va a aguantar PODEMOS su alianza con el partido de Ada Colau, o después del previsible fracaso electoral, en las próximas autonómicas de 21 D, van a romper y presentarse cada uno por su lado, en la generales que no tardarán?

domingo, 12 de noviembre de 2017

Y AHORA QUE?


Todo parece indicar que el independentismo en Cataluña ha recibido un golpe, casi definitivo. Aunque las encuestas hoy den como ganador a ERC, pero sin garantizar de ninguna manera la mayoría absoluta, sumando ERC PDECAT y CUP, El fuerte aumento de los partidos llamados constitucionalistas, en particular C’s y PSC, hace previsible, que al menos por una buena temporada, las cosas vuelvan a la normalidad, por mucho o poco tiempo dependiendo de si quien tenga el mandato popular para formar gobierno, esté por la labor de canalizar soluciones políticas al problema que sigue existiendo o bien caiga en el error de pensar, como hace Mariano Rajoy, que no hay que tocar lo que hasta hoy ha funcionado.

De lo dicho, cabe deducir, la gran importancia de un voto bien razonado, que no nos induzca a caer en un error, muy difícil de recuperar dadas las circunstancias.

La situación en Cataluña, hoy no la podemos calificar precisamente de boyante, si no todo lo contrario, más de 2000 empresas han huido a otros puntos de España, muchas de las cuales ya han asegurado que no van a volver, no es precisamente un buen comienzo, por otro lado, el gobierno autonómico que presidió Artur Mas, que se caracterizó por presumir ante el mundo, de haber sido quien más recortó en educación, sanidad y otros servicios sociales, no nos dejó una situación de tranquilidad, precisamente, en el terreno de klos social, en particular porqué quien le sucedió, Junts pel Si, (ERC + PDECAT), apoyados parlamentariamente por los anti sistema de la CUP, no han gobernado lo más mínimo, en lo que los ciudadanos entendemos como gobierno, si no que han dedicado la totalidad de sus esfuerzos en intentar convencer al máximo número posible de ciudadanos, que nada se puede hacer mientras sigamos formando parte del Estado Español y que la única salida es la independencia.

Espero y deseo, que el gobierno español, en estas semanas que va a durar la intervención del gobierno catalán, haga una especie de auditoría en profundidad y en cuanto traspase el poder al nuevo gobierno, este sepa la real situación en que se encuentra y pueda elaborar un plan de saneamiento, que nos permita, por lo menos iniciar en la primera legislatura la senda del progreso.

A día de hoy, PDECAT y ERC, siguen manteniendo sus proclamas de defensa a ultranza de la República proclamada, por lo que de entrada deberíamos deducir que de salir victoriosos en estas elecciones, no nos ofrecerán otra cosa que más de lo mismo, con lo que el panorama no va a pintar muy bien, en caso que ganasen las elecciones y pudieran formar gobierno. Si es verdad que al menos en el PDECAT, algunas voces discrepantes con la política del independentismo a ultranza se han alzado, como la del conceller dimisionario Santi Vila, que apuestan por nuevas estrategias dentro del ideal independentistas que no se aparten del camino constitucional.

Podemos y sus socios catalanes llamados En Comú Podem, que lidera Ada Colau, parece que empiezan a salir del terreno ambiguo en el que se encontraban instalados y apuestan, decididamente por el sector independentista, cuestión que a mi entender va a situar en un grave apuro al líder español Pablo Manuel Iglesias Turión, que está viendo su desplome en todas las encuestas, al no haber optado claramente por una opción federalista, al fin y al cabo, la más propia de la izquierda, cuando su exlíder en Cataluña Albano Dante Fachin se ha pasado claramente al sector indepe, y ahora sus socios también le intentan llevan por esta senda caótica. 

En el sector no independentista, Partido Popular y Ciudadanos, andan empeñados en formar una especie de frente anti independentista, cayendo en la trampa que desde el fracasado independentismo de quiere tender, de volver a considerar los comicios del 21 D como un nuevo plebiscito, entre independencia Si o No. queriendo ellos conseguir una victoria lo suficientemente amplia para poder considerar que han derrotado al independentismo, por lo que puedan considerarse con la capacidad suficiente de imponer sus tesis sin tener en cuenta a nadie más.

Finalmente tenemos al PSC, liderado por Miquel Iceta, la formación a la que todos los sondeos le auguran una espectacular subida. Quizás sea por su voluntad manifiesta de querer alcanzar el poder no para considerar derrotados a sus adversarios, si no para abrir caminos de Dialogo Negociación y Pacto, en el terreno político que puedan conducirnos a una solución definitiva del problema que hoy nos ocupa; y lo hacen desde el convencimiento, que no se puede dejar de lado, a los casi dos millones de personas que engañados o no, durante estos últimos años han creído en la independencia como la solución a sus problemas. Una formación que no olvida su ideología claramente situada a la izquierda, cuestión que le impide, como hemos dicho anteriormente formar frente ninguno con partidos tan a la derecha como PP i C’s. Un vistazo a su programa electoral, deja entrever muy claramente su apuesta por construir un nuevo modelo económico en Cataluña, que sitúe a Cataluña de nuevo en la senda del progreso y de la justicia social.

Por todo lo expuesto amigos catalanes, les ruego encarecidamente mediten muy mucho su voto en las elecciones del 21 de Diciembre, se informen bien y aclaren sus dudas, pues un nuevo error en escoger un nuevo gobierno, nos puede conducir al desastre irreversible de la confrontación, si ganan los intransigentes independentistas, o a un aplazamiento a muy corto plazo del problema si la victoria la obtienen los nacionalistas españoles que buscan la derrota y aniquilación  de sus adversarios nacionalistas catalanes, cuestión que ya se ha demostrado siempre es muy difícil de obtener sin cruentos y penosos sacrificios por ambos lados.

domingo, 5 de noviembre de 2017

UN FINAL ESPANTOSAMENTE RIDÍCULO


 
Lo que ha venido denominándose “Proces”, para la independencia de Catalunya, está acabando de una forma espantosamente ridícula, por cuanto El President de la Generalitat cesado, Carles Puigdemont, ha decidido fugarse a Bélgica para eludir la acción de la justicia española, disfrazando esta fuga de exilio forzoso.

La comparecencia del pasado lunes día 30 de octubre, desde Bruselas, aparte de la exhibición de sapiencia idiomática del personaje Puigdemont, no fue otra cosa que un ataque en toda regla en contra del sistema judicial español y de nuestro régimen democrático, emanado de la constitución de 1978. Un discurso que a mi entender tuvo más de provocación que de defensa de ninguna posición ideológica; porque, ya me dirán Vds. si no resulta provocante decir con meridiana claridad que la justicia española no ofrece garantías a los procesados, cuando de todos es sabido, nuestra legislación es de las más garantistas de Europa y casi de todo el planeta.

La actitud de Puigdemont, y de los cuatro “concellers” que le acompañan, no cabe interpretarla de otra manera que un intento de eludir sus responsabilidades ante la justicia, por los graves delitos que han cometido y ello, según reconocen todos los juristas, implicados en el caso, ha sido causa determinante para que la Juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, encargada de instruir el caso, haya determinado la prisión incondicional de 8 “consellers” del antiguo gobierno de la Generalitat, que han decido dar la cara, al apreciar la juez una posibilidad de fuga dado el ejemplo que han transmitido el ex presidente y los cuatro consejeros que le acompañan en Bélgica.

En el momento de escribir estas líneas, leo en los periódicos que Puigdemont, se postula como candidato a presidente de la Generalitat para las próximas elecciones del 21 de Diciembre, sorpréndanse amigos. ¡¡¡Desde Bélgica!!! Una nueva prueba que esta gente se encuentra totalmente desnortada y que no se augura otra cosa que el final del movimiento independentista, al menos en el volumen que le hemos vistos estos últimos años, por una buena temporada.

Sin embargo es una lástima, que esto acabe en forma de tragicomedia o melodrama, por la poca categoría de unos líderes políticos que no han sabido estar a la altura de una sociedad que ha demostrado una gran capacidad de sensatez, pese a la fractura que le han provocado, y que en ningún momento ha transformado sus frustración en violencia.

Hoy cuando ya ha sido emitida, por parte de la judicatura española la orden de detención de los fugados a Bélgica, espero y deseo que el poder judicial belga entienda la necesidad de no prolongar más este sainete, que también les puede perjudicar a ellos, como a la toda la comunidad europea.

La aplicación del artículo 155 de la Constitución Española, se ha hecho inevitable, tras la actitud cerrada y prepotente de los líderes independentistas, encabezados por Puigdemont, quien hasta el día anterior a la proclamación de la DUI, tuvo en sus manos la posibilidad de evitarlo convocando él las elecciones a lo que se negó, tras las enormes presiones de ERC, y de los insultos de los miembros de la CUP.

Este proceso empezó mal, y aunque consiguió atraer mucha gente, aprovechando un período de crisis económica y en base al manido truco de facilitar un culpable de las miserias que cada uno sufre, acuérdense del “España nos Roba”, como siempre hace el nacionalismo, se desarrolló prometiendo imposibles, como el reconocimiento internacional y en base a grandes movilizaciones ciudadanas que generaban en los mismos sentimientos de poder consecuencia de la unidad. Ahora, cuando llega la hora de verdad y pese a saber los líderes, la imposibilidad de materializarlo con efectividad, sin disponer de estructuras de estado, ni padrino ninguno que les pueda defender en ningún momento. En lugar de dar marcha atrás, y parar el proceso, han optado por seguir adelante, obviando las consecuencias, cuestión que ha puesto al descubierto todas sus miserias, además de abocarles a uno de los ridículos más espantosos y el desprestigio como país.

Supongo, que a muchos se les habrá caído la venda en los ojos, y ante la elecciones del 21 de Diciembre, que nos han de volver a la normalidad, analicen muy bien a quién votar, sobre todo a un partido como el PSC, que en todo momento ha mantenido la cordura, en esta época de desvaríos y ha sabido reconocer la necesidad de superar las deficiencias del estado autonómico , para procurar la reforma constitucional que transforme España en un estado federal, donde el encaje de Cataluña, esté resuelto. Un PSC, que hasta el último momento ha negociado con unos y otros para evitar el desastre, un PSC, cuyo líder Miquel Iceta, incluso el último día, en la sesión del Parlament de Cataluña, donde se acabó proclamando la independencia se ofrecía a Puigdemont para acompañarle al Senado a dar explicaciones.

lunes, 30 de octubre de 2017

UNA ESTRATEGIA EQUIVOCADA


 
Viendo el desarrollo del denominado “Procés” convendrán conmigo amigos que la estrategia adoptada, a pesar de los grandes recursos económicos que a ella se han destinado, ha dejado mucho que desear, sobre todo en este tramo final.

Cuando si bien se ha proclamado la República Catalana, más efímera de toda la historia mundial, (5 horas exactamente desde las 3,27 pm. hasta las 8,15 pm.) pues el gobierno español, con el apoyo de las principales fuerzas políticas del país a procedido a aplicar el artículo 155 de la Constitución española, que implica la destitución del presidente y todos sus consejeros, así como de los altos cargos, y diversos organismos que se han creado para la República Catalana, que. no solo ha quedado del todo inefectiva, si no que Cataluña, ha perdido (al menos por un tiempo) su autogobierno, que recordemos junto con el del País Vasco, fue  la condición sine qua non, para la llegada de la democracia a España, después de 40 años de dictadura fascista.

Visto el resultado y a pesar que el movimiento independentista ha conseguido una movilización sin precedentes en la historia de este país, la tan cacareada república catalana, no ha conseguido ni un solo apoyo internacional destacable y mucho menos en la Unión Europea, a pesar que los líderes de este movimiento nos han engañado hasta el último minuto diciéndonos que los reconocimientos vendrían a montones y que las empresas multinacionales se pelearían por un espacio en el suelo catalán, la verdad es que no solo nada de nada si no que las empresas que nos proporcionan el 30% del PIB catalán, han trasladado su sede fuera de Cataluña.

Visto el resultado, y viendo la no admisión de las consecuencias del 155, por parte del Presidente y demás Consellers de la Generalitat deberíamos admitir que la estrategia independentista ha sido por lo menos en gran parte errónea y que nos puede a conducir a un gran período de alta inestabilidad, con enfrentamientos en la calle, por parte de las dos mitades en que han fracturada a la sociedad catalana, inestabilidad que agravará sin ninguna duda la situación económica en nuestro país.

¿Porqué pese a los recursos y el tiempo  empleados, el independentismo catalán no ha conseguido ningún reconocimiento internacional? A mi entender, porqué ningún país de la esfera democrática en el planeta tierra, puede admitir, en pleno siglo XXI, que cualquier comunidad acceda a la independencia por la vía unilateral y en desacuerdo con el resto del país, saltándose una constitución, y gran parte de las normas aprobadas democráticamente, incluidos sus propios ciudadanos.

¿Porqué a pesar de los enormes medios económicos en forma de subvenciones a unas entidades cívicas dedicadas a la movilización social del independentismo, se ha conseguido tan solo, llevar a la causa el 47, 5 % en las elecciones del 2015 y 38,88% en el falso referéndum del 1 de octubre? Aquí amigos, debo decir que entiendo dos principales razones: La primera porque los ideólogos del independentismo no han acertado en el análisis de la realidad social en la Cataluña actual, una sociedad con enormes lazos afectivos con el resto de España. Y la segunda y para mí la principal, que poca gente en el siglo XXI, entiende que se pueda proclamar un nuevo estado, por la brava y sin pacto de ningún tipo, y además sin padrino ninguno, lo suficientemente fuerte que te ampare.

La realidad hoy es que Cataluña está intervenida por el estado español, aunque afortunadamente y gracias a la visión prudente del gobierno del estado, por poco tiempo, con una sociedad fracturada en prácticamente dos mitades, una pésima situación económica y con el eje del debate político completamente desviado, del normal derecha izquierda, al de independentista y no independentista, esto último es la situación que nos proporciona imágenes insólitas como la de Miquel Iceta junto a Dolors Montserrat y Enric Millo, con el omnipresente García Albiol.

Considero necesario que en la campaña electoral, El PSC debe dar prioridad de nuevo al debate derecha izquierda, y aunque va a ser imposible omitir el de independentismo sí o no;. si como parece. PDECAT y ERC no van a boicotear estas elecciones, el PSC debe procurar llevar a los demás al terreno que le puede ser más favorable.

Paralelamente desde el PSOE, debe insistirse en el tema de la comisión en el Congreso, que va a estudiar la realidad actual del Estado Autonómico, para dentro de 6 meses redactar una ponencia de reforma constitucional en un sentido federal que lo actualice y venga a resolver con acuerdos muy amplios por una buena temporada el problema. Al fin y al cabo, es el marco ideal para el tan solicitado dialogo, deseado por multitud de ciudadanos, como fórmula para resolver el problema.